Por hoy alcanza

Estoy a punto de colgar un viejo .doc o de escribir un nuevo post que ronda la misma temática, así que mejor me voy a dormir. ¡¡La puta madre!! ¡¡Basta de grageas!!

En menos de diez días conocí a dos personas que me marcaron en la vida: Fito Páez y Silvio Soldán

El primero de los dos encuentros sucedió en La Ronda, después del concierto en el Solís. Para una camioneta y se baja Fito. Vamos con Caro y le decimos “Fito…”. Él nos contesta “déjenme un segundito que me estoy meando”. Obviamente, lo dejamos que fuera al baño. Obviamente, esperamos que saliera. Cuando salió, “Fito… el toque de recién fue mágico”. Él, desconcertado nos pregunta “¿el toque?”. “Sí… El show…” le dijimos nosotros. “Ah… ¿Estuvo bueno, no? En verdad, no fue mágico. Los magos bla bla bla. Yo no bla bla bla. Acá lo que importa es bla bla bla. Lo de recién fue música”. No entendimos nada, y se lo hicimos saber: “la verdad, no entendí mucho tu concepción de la magia, pero bueno… Si decís que fue música y no magia, gracias por la música”. “Gracias a ustedes” creo que nos dijo. Y tá. “Gracias a vos” y nos fuimos. Caro no habló. Se dedicó a mirarlo y oler su mal aliento. Muy cómico.

El segundo encuentro fue en el NH. Silvio Soldán me estaba dando la mano. Silvio Soldán estaba mostrando sus sacos, sus camisas y sus corbatas, dando cátedra acerca de cómo se combinaban y lo bien que daban en pantalla. Silvio Soldán estaba hablando bien sobre los guiones que yo había escrito. Silvio Soldán estaba marcándole un error a la locución planteada. Silvio Soldán estaba ahí, frente a nosotros, contando anécdotas. Silvio Soldán estaba derrochando simpatía y buena onda. Silvio Soldán es un salado.

Yo, redactor

En el Word, escribo sin faltas de ortografía y con tildes.

Redactando un mail, escribo sin faltas de ortografía y con tildes.

Mandando un SMS, escribo sin faltas de ortografía y con tildes.

En el MSN, escribo con faltas de ortografía y sin tildes.

Pero hoy no. Algo cambió. Quería escribir "(che... ésta está medio ocupada me parece...)" y escribí "(che... esta esta medio ocupada me parece...)". Y no daba. Dos "esta" seguidas y sin diferenciarlas. Entonces la charla siguió, y empecé a poner tildes. Y capaz que voy a seguir haciéndolo. Y nada. Eso. Yo qué sé. ¿Qué otra cosa? Mi vida no tiene grandes emociones como para andar posteando…

Las medias más copadas del mundo

Copadas… Si no me equivoco, odio ese adjetivo. Pero pongo los pies sobre el escritorio, mi pantalón medio que se arremanga y debajo de él se asoman ellas: las medias más copadas del mundo. ¡¡Hola!!, medias copadas. Gracias por aceptarme como vuestro propietario. Ya verán: vamos a ser felices juntos. Las voy a llevar a pila de lados. Ni por asomo se imaginaron que la vida podía ser tan buena. (Che… Pará un poquito… ¿Puede ser que le esté hablando a unas medias? Mmmmm… Algo no anda bien acá…)

¿Cuándo un .doc debe convertirse en un post?

Sé que hace un tiempo que no escribo. Dos semanas para ser más exacto. Que no escribo… Es un decir. En verdad, hace dos semanas que no cuelgo ningún post nuevo. Me puse a leer los archivos de Word que tengo desparramados por el Escritorio, y confirmo que estuve bien en no colgar nada. ¿Por qué? Porque hay cosas que no pueden/corresponden/merecen ser leídas. Hay .docs que deben mantenerse como tal, en el Escritorio o en la Papelera, pero nunca en Grageas.

En verdad, a lo largo de la historia de Grageas, varios de esos .docs han sido posts. Pero tá. No los voy a borrar ahora. ¿Pero qué hago? ¿Sigo escribiendo en Grageas? Todo lo que he estado escribiendo en estas dos semanas me indica que no lo haré. Creo que se aproxima el fin.

¿Acaso fue la fama? Cuando algo se vuelve popular, me embola. Y pasó eso. De golpe y porrazo, la gente comenzó a entrar a Grageas. Me empezaron a comentar tal o cual post. (Jaja… Qué fantasma que soy…) Tal vez por eso fue que dejé de colgar cosas. Para que la gente entrara, viera que me había quemado la lengua y poco más, se aburriera de que no había nada nuevo, y abandonaran las visitas a Grageas.

Listo. Ya lo logré. Ahora no entra más nadie a chequear si hay algo nuevo. Sólo yo. Capaz que este es un buen momento para que esos .docs se conviertan en posts. Capaz Grageas vive y lucha.

Me quemé la lengua

Yo no aprendo más. Cuando algo está muy caliente, no debo comerlo. Soplar, moverlo de un lado para el otro en el plato o simplemente esperar que se enfríe. Lo sé. Pero no lo aplico. Y acá estoy, con mi lengua áspera e insensible. La puta madre.

¿Qué poner en un iPod de 4 GB?

Florencia Mirza tiene en su blog un post llamado “Infaltables en el iPod de la dama…”. Está bueno. Yo hoy, no sé bien por qué, decidí borrar toda la música que tenía y cargarlo desde cero. Lo llené con estos discos:
Alanis Morissette · Jagged little pill
Alvy Singer Big Band · Volumen Uno
Alvy Singer Big Band · Volumen Dos · La elegancia
Ana Prada · Soy sola
Andrés Calamaro · La lengua popular
Árbol · Árbol
Árbol · Chapunsongs
Árbol · Guau!
Árbol · Hormigas
Babasónicos · Jessico
Bebe · Pafuera telarañas
Bersuit Vergarabat · Testosterona
Bersuit Vergarabat · ?
Calle 13 · Calle 13
Calle 13 · Residente o Visitante
Chetes · Blanco fácil
Chiodi · Mutante
Coiffeur · Primer corte
Coiffeur · No es
Daniela Herrero · Daniela Herrero
Daniela Herrero · No voy a mentirte
Daniela Herrero · El espejo
Fernando Cabrera · Viveza
Fito Paez · Naturaleza sangre
Fito Paez · Moda y pueblo
Fito Paez · Rodolfo
Flor · Flor
Francisca Valenzuela · Muérdete la lengua
Gabo Ferro · Canciones que un hombre no debería cantar
Gabo Ferro · Mañana no debería seguir siendo esto
Gabo Ferro · Todo lo sólido se desvanece en el aire
Gepe · Gepinto
Gepe · Hungría
Hamacas al río · Mitad de junio
Jack Johnson · Sleep through the static
Javiera Mena · Esquemas juveniles
Jorge Drexler · Eco
Juno · Juno
Kevin Johansen · Sur o no sur
La Zurda · La Zurda
La Zurda · Para viajar
Lisandro Aristimuño · Azules turquesas
Lisandro Aristimuño · Ese asunto de la ventana
Lisandro Aristimuño · 39º
Lucas Martí · Tu entregador
Manuel Onis · Bagunça
Marisa Monte · Memórias, crônicas e declarações de amor
Martín Buscaglia · Ir y volver e ir
Martín Buscaglia · El evangelio según mi jardinero
Mi Tortuga Montreux · Mi Tortuga Montreux
Miranda! · Es mentira
Miranda! · Sin restricciones
Miranda! · El disco de tu corazón
Norah Jones · Come away with me
Pablo Dacal · Música de salón
Pablo Dacal · 13 grandes éxitos
Pablo Dacal · La era del sonido
Papá · Papá
Pedro Guerra · Golosinas
Regina Spektor · Begin to hope
Rosal · Educación sentimental
Rubín · Componé, ladrón
Semilla · Semilla
Sórdromo · Aquí… ahora…
Stereophonics · Just enough education to perform
31 minutos · 31 minutos
31 minutos · 31 canciones de amor y una canción de Guaripolo
31 minutos · Ratoncitos

¡¡150 posts!!

Yo tranqui, abro blogger.com para colgar el post que vendrá ahora después. ¿Por qué no viene ahora? ¡¡Porque descubrí que tenía 149 posts!! ¡¡Y éste es el 150!! Y tá. Nada. Tampoco es que vaya a hacer una suelta de palomas o algo así…

El mejor día de mi vida

No va a ser mañana. ¿Sería tonto pensar que así pueda ser? Y… Nada parece indicar que sea mañana ese día. ¿Qué? ¿Me dejo sorprender y en una de esas…? Mmmm… No. Lo que tengo que hacer mañana es provocar que las cosas se dirijan en la dirección correcta, para que ese día finalmente llegue. Y si ese día llegara, ponerme a pensar en cómo superarlo. Ahhh… Qué linda que es la vida, che.

Jugando a vivir

Me cansé. No lo soporto más. Este subibaja no está dando. Y ni siquiera es un subibaja, porque más o menos sabés que subís y bajas y subís y bajás. Yo bajo, bajo, bajo, subo, bajo, subo, subo, bajo y bajo. Y tá. No quiero más eso. Quiero subir. Sólo subir. Es imposible. Lo sé. Tengo 26 años. Pero nada. Por lo pronto sé lo que quiero de ahora en más. Nada de dejarse llevar. Si estoy en un montaña rusa en vez de un subibaja, ni bien pueda la abandono. Y no me voy a meter en el subibaja. Voy a ver qué otras opciones de juegos tengo.

* Post viejo que nunca había colgado.

Si pudiera elegir mis sueños

No soñé con esto. O sí. La verdad, es que soy muy malo para recordar mis sueños. Raras veces me pasa. Entonces es medio inútil querer soñar con algo, si después no lo recordaré. ¿Qué? ¿Para dormir bien? ¿Te parece?

Creo que sueño despierto. Tal vez allí esté la explicación a por qué la gente me comenta que yo pienso a una velocidad distinta a la del resto. Jaja. Es cualquiera eso, pero la gente me lo comenta. Yo estoy viviendo y soñando a la vez. Es más. Quizás por eso cada vez duermo menos.

El problema de soñar despierto es que enseguida sabés que es un sueño. No tenés esa ventaja de dudar si fue real o no. Esa sensación extraña de cuando recién te despertás y no lo lográs distinguir. Soñando despierto lo sabés enseguida.

Pero esperá un poquito. Este post empezó con otra intención, que era la de contar el sueño que quería tener ahora en un rato cuando me fuera a dormir. Pero sobre la marcha me puse a divagar… ¿No me convendrá vivir en un sueño? Y rápidamente me respondo: IDIOTA.

Me conviene irme a dormir ya.

Proclama

Entre la gente rara que me crucé el viernes, si mal no recuerdo, estaba el cantante de la disuelta banda Sórdromo. Y nada. Estoy escuchando su disco Aquí… ahora… Sinceramente, es un muy buen disco con muy buenas canciones. Así que en este humilde acto, quiero proclamar a Sórdromo como una buena banda. Fírmese y archívese.

El amor te hace estúpido

Es buenísimo que sea así. Me encanta. Es más… amo el amor. Pero no lo podemos negar: el amor te idiotiza. Dejás de pensar, de comer, de dormir, de hacer lo que te gusta. Te abandonás. Te dedicás exclusivamente a la otra persona. Es entonces que, ya sea correspondido o no, el amor te convierte en un ser miserable.

¡¡No pensás en vos!! Yo pienso que esa es una buena definición del amor. Cuando no te importa tanto tu bienestar, y sin embargo, lo único que querés es que la otra persona esté bien, estás enamorado. Y eso es muy estúpido. Pero está buenísimo.

Cabecita de novio… Es así. Estás en cualquiera. No te podés concentrar en nada. Sólo en ella. Sos capaz de quedarte mirándola mientras duerme durante horas. Te llama por telefóno y dejás lo que estés haciendo inmediatamente. No te gustan las películas románticas, pero igual las mirás para compartir ese momento con ella. Y así, todo.

Estás enamorado. Sos un maldito estúpido enamorado. Y te sentís más vivo que nunca. Lo intentás racionalizar y no podés. ¿Por qué la amo? ¡¡No sé!! Pero la amo. Y está buenísimo. Te volvés cursi. Te volvés un ser bondadoso para con el mundo. Te volvés simpático. En definitiva, te volvés estúpido.


* Post levantado de otro blog. Pero lo escribí yo, así que todo bien.

En busca del título perdido

Tengo ganas de escribir. Sobre esto o sobre aquello. Pero sobre esto no puedo. No me sale. Y sobre aquello no tengo qué decir. Entonces me pongo a tirar títulos de posibles posts, para ver, si en una de esas, me inspiran algo y me pongo a escribir. No sobre esto ni sobre aquello. Sobre eso.

Si este post está colgado, es porque finalmente ningún título me disparó nada. O porque sé que en algún momento me servirá de inspiración. A continuación, la lista.


· ¿Querés?

· Gris: el color que menos se parece a un color

· Lista de las cosas más difíciles de la vida

· La vida no me sonríe

· Ah… Pero vos no me habías dicho que era así…

· Cosa linda

· Digan whisky…

· Lágrimas

· l u i g i versión 2008

· Abre los ojos

· Multiahorro y sus malditas bolsas

· El sol sale por allá

· Pastillas, agua y punchi punchi

· Qué caro está el Head & Shoulders

· A la cuenta de tres… Uno. Dos. Tres. ¿Y?

· Vos no eras así antes

· Divertite solo entonces

· Mañana va a seguir siendo esto

· ¿Te acordás cuando tenía bigote?

· Un tipo sencillo que nació en un mundo complicado

· Si algo me enseñó la vida…

· En busca del título perdido

Divertite sola entonces

Ella quería hablar de cine. Al pedo, porque no le gusta el cine. Habló de sus películas favoritas. Yo no conocía ninguna, ni me importaba conocerlas. Le hablé de la última que había visto. Ella no la conocía, ni le importaba conocerla. Le comenté que había llorado al mirarla. Ella se burló. ¿Las películas te hacen llorar?, me increpó. Se burlo más. Yo me alejaba, y su risa seguía.

Ya que dijiste que te ibas a dar una vuelta por acá…

¿Cómo terminé ahí?

¿Cómo terminé en una fiesta electrónica con Bárbara Wild pasando música en Don Trigo de Plaza Matriz? ¿Cómo caí en esa fiesta? ¿Cómo terminé?

Charla conmigo

-Che… ¿Y si vamos dando por terminado este día?

-Sí, ¿no? Podríamos…

-Acordate de apagar la máquina.

-Sí. No te preocupes.

-En serio te digo. Pero apagala bien. No hagas como siempre, que apretás el botón de una y

Divertite sola entonces

Ella bailaba muy bien. Su cuerpo… Su cuerpo se quebraba al ritmo de la música de una forma nunca antes vista por mis ojos. Ella era increíble. ¿Le hablo? ¿Qué le digo? Andá a saber cuántos lo intentaron ya. ¿Qué puedo ofrecerle yo que nadie más pueda hacerlo? Ya sé. Le muestro que tengo una curita de Bob Esponja en el dedo. Soy un tierno, pensé. Con esto la mato. Pero no. Hasta yo me di cuenta que era muy boludo. Le cuento que soy publicista, decidí. Es más: lo intenté. Pero la música estaba muy fuerte. Y ella seguía bailando. Nunca pude siquiera acercarme a su oído. Ya está. Está con los ojos cerrados. Le meto un beso de una. Por suerte estaba oscuro y no me vio con claridad cuando me tiró la cachetada.

Divertite sola entonces

Ella nunca se interesó en mí. Lo empecé a sospechar cuando le pregunté si quería compartir el asiento. Ella ya estaba sentada y yo le pedí permiso para sentarme junto a ella. Me miró como diciendo “¿quién te conoce?”. Fue abrir la boca para presentarme y ella salió corriendo. Nunca más la volví a ver.

Divertite sola entonces

Ella estaba ahora mirando por la ventana. Afuera llovía. Yo me acerqué al vidrio, lo empañé con mi aliento y dibujé un macaquito. Ella me miró, con esa cara típica de ella de “sos un idiota, pero un idiota en serio”. Yo le devolví una sonrisita y un encogimiento de hombros. Ella volvió a mirar hacia fuera. Nunca más se preocupó si yo seguía en el cuarto o no. Afuera seguía lloviendo. Nunca se percató de que yo había salido a chapotear.

¡¡Yupi!! ¡¡Estoy realmente vivo!!

"Para quien está realmente vivo, la vida se vuelve a veces muy difícil, puede llegar a ser intolerable, sin necesidad de motivaciones especiales"

Cita sacada de un libro de Mario Levrero, llamado El lugar.

Golpes bajos

Cuando vivía en Mercedes, teníamos un programa de radio con estos dos delincuentes: Adrián y Luciano (el Colo). En un momento también estuvo Danilo, pero después se vino a vivir a Montevideo.
El programa se llamaba Golpes Bajos. Arrancamos en AM, en un muy buen día y horario: domingos de 14 a 15 horas. Jaja. Apestaba.
Después, dimos el gran salto y llegamos a la FM. ¡¡Tomá!! De lunes a viernes de 16 a 17.
Estuvo buenísimo. Materialmente hablando, sólo me queda un cassette con el primer programa grabado, algunos papeles que simulaban contener guiones y algunas fotos. Aquí va una de ellas:



Los fans... no te dejan en paz...

video

Perdón, mamá

Mi mamá siempre me decía cómo debía salir:
· A la calle, con calzoncillos sanos y limpios por si me pasaba algún accidente.
· Al trabajo, con traje y corbata por si debía ir a entregar el premio de Anunciante del Año del Desachate a la gente de La Banca.

video

Si algo me enseñó la vida...

... es que el envoltorio del Bubbaloo -de frutilla en este caso- no se debe arrojar al inodoro, porque no se va tan fácil al tirar la cisterna.

Lalalita

El 8 de agosto de 2006 nació una perrita divina.
El 10 de setiembre recibió el nombre de Lalala Gioia.
El 12 de setiembre se acomodaba para dormir en mi cama:

video

Una linda canción de Érica García, llamada Yo te todo

Yo te miro cuando callo. En la tarde. En luna llena. En enojo. En la oscuridad.

Yo te encuentro en los pájaros que abrigan la ventana. Te madrugo. Te veo pasar.

Nadie es perro sin su amo. No hay dolor sin lastimar.

Yo te compro bocaditos. Yo te invento. Yo te piso. Yo te creo y te vuelvo a crear.

Yo te todo. Yo te todo. Yo te todo. Yo te todo.

Yo te amo en el pasillo. En la flor. En tribunales. En el subte. En la cocina.

Yo te exijo que me abraces en la lluvia. Viendo a Tyson. Te molesto siendo las 3 y media.

Yo te admiro. Te digito. Te estremezco. Te hago gritar.

Yo te compro bocaditos. Yo te invento. Yo te piso. Yo te creo y te vuelvo a crear.

Yo te todo. Yo te todo. Yo te todo. Yo te todo.

Cuando estés a la deriva. Yo te engancho de mi vida. Te retruco. Te quiero pegar.

Entre sábanas no blancas. En museos. En bailantas. En Cemento. En La Ideal.

Cuando existas. Cuando llegues. Cuando creas que me tienes.

Yo te beso despacito. Yo te miento. Yo te olvido. Yo te amo y te vuelvo a amar.

Yo te todo. Yo te todo. Yo te todo. Te doy todo.