Vengo del facebook de otro

Lo bueno de licitar es que ahorrás dinero en comida, transporte y, por qué no decirlo, en forros.

Este chiste por escrito no tiene gracia

-Che... ¿Te gustó Antz?
-Y... Me gustó más Despuetz...

Vivan los hijos de puta

El que inventó el hockey sobre césped es un hijo de puta. En serio. Podría haber ideado un palo más largo para que las minas no tuvieran que estar agachadas tdodo el rato. Pero no... El depravado quería ver culos a como diera lugar, desestimando futuras lesiones en la espalda. Bien por él.

Charla conmigo

-Hola.
-¿Qué querés? No me jodas que no estoy de humor.
-¿No estás de humor? ¿Buen humor o mal humor?
-Yo qué sé. De ninguno de los dos. No estoy de humor. Punto.
-Qué amargado...
-En serio... No me rompas las bolas. ¿Querías algo puntual?
-No. Nada. No tengo sueño y estoy aburrido.
-Qué ladilla... ¿No hay nada en la tele?
-No me fijé, pero supongo que algo habrá.
-¿Por qué no te fijás y me dejás de joder a mí?
-Ah, bueno... Al parecer, alguien no está de humor...
-¿Vos sos tarado? ¡Fue lo primero que te dije!
-No. Lo primero que me dijiste fue "¿qué querés?". En todo caso, lo de "no estoy de humor" fue lo segundo que me dijiste.
-¡Por favor! ¿Quién te mandó a vos?
-Nadie. Vine solito.
-Tá. En serio. Me estás poniendo de mal humor...
-¡Perfecto! En algo te ayudé... Me contabas que tenías el problema este de no tener humor... Ahora ya tenés. Mal humor, pero humor al fin.
-Dale, impecable. La puta que te parió...
-¡Epa! Che... Si no te jode, te dejo porque me vino sueño de golpe.
-¡Te odio!
-Bueno. Ya se te va a pasar. Seguro que es una calentura del momento. Prendé la tele, mirate algo y mañana va a estar todo bien. Chaucito.
-Ay, por Dios...
-Tá, en serio. No me jodas que tengo sueño y estoy empezando a no estar de humor.
-"¿No estar de humor?" ¿Buen humor o mal humor?
-Qué pelotudo que sos. Sólo a vos se te ocurre preguntar tal estupidez.

Videos encontrados

Reunión de pibes + "¡Opa! ¡Hay un emulador de Nintendo!" + Alcohol y comida + Cámara puesta arriba de la tele + Reproducción acelerada + Un tiempo sin verlo = Video divertido (seguramente sólo para los involucrados)

video


Tele + Parlante cerca = Fútbol magnetizado

Gemérides

26.6.09
Divertite sola entonces
Sábado al mediodía. Me vinieron ganas de comer en McDonald´s. Me pegué un baño rapidito y salí. Mis expectativas se resumían a una cuarto de libra con queso, unas papas medianas y una Fanta. Nunca supuse que me encontraría con ella. Menos que menos, que estaría sentada almorzando sola. El local era vidriado, así que desde antes de llegar ya la había descubierto. Pero me hice el indiferente.
Hice el pedido y me negué como de costumbre a agrandar el combo, pero me agrandé yo. Con mi bandejita, me acerco a su mesa e ingeniosamente le pregunto “¿querés acompañar tu almuerzo con un chico buen mozo sin cargo extra?”. Ella justo tenía la boca llena, así que no contestó. Apenas si me miró. Pero matanga: el que calla otorga.
Me senté frente a ella y me dediqué a desenvolver mi hamburguesa. Le dediqué una mirada acompañada de una sonrisita seductora. Bah… Al menos eso pretendía. En verdad, creo que frente a sus ojos resultó patética. Pero a mí no me importaba. O sea… Finalmente se me estaba dando lo que yo tanto anhelaba: comer con ella. Papa va, papa viene, pero ninguna palabra. Yo estaba tan nervioso que no sabía qué decir. Mi cabeza me hizo creer que a ella le pasaba lo mismo. Para mi parecer, ella estaba anonadada por mi presencia.
De repente, aún sin abrir su hamburguesa, ella se para y me habla por primera vez en todo el almuerzo. “Voy al baño y vuelvo” me dijo. Capaz que me dijo solamente “voy al baño”. No recuerdo… Pero yo me quedé esperándola. Los minutos fueron pasando. Las mesas de al lado se iban vaciando a la vez que llegaban nuevos comensales. Cuando éstos también se iban retirando luego de comer, me entró una duda… Capaz que ella no volvía nunca más… Que simplemente había agarrado sus cosas y me había abandonado.
Más tarde reparé en el detalle de que al pararse tomó su abrigo y su cartera, pero en su momento yo había supuesto que se debía a esa costumbre de las mujeres de llevar todo al baño. Listo. “No vuelve” pensé. “Yo me le como la hamburguesa” decidí. Cuando la desenvuelvo, descubro que la muy puta había elegido una McNoséquéporongaconlechugaytomate. ¡No me gusta! Derrotadísimo, todavía tengo que bancarme al pibe de la limpieza que gentilmente me pregunta “te levanto?”. Aunque obviamente se refería a la bandeja con los restos, igual le respondí “¡Levantame sí, pero a mí del piso, pelotudo!”.

Las medias de Luigi

Los antiguos lectores de grageas seguramente tengan presente que por el 2009 sucedió algo apasionante que nos tenía pendientes a todos. ¡Sí! ¡Los zapatos de Gri! Sin temor a equivocarme, de las mejores grageas recurrentes que existieron y existirán.
Lejos de querer ponerme a la altura de Gri, siempre tuve ganas de hacer el mismo ejercicio. Bah... Más o menos similar... Pero nunca encontraba con qué. Hasta que lo descubrí. Y es así que hoy lo arranco.
Con mucho menos glamour, pero bueno... ¿Llegaré a 50? ¿A alguien le importará? ¡Me chupa un huevo! Es mi blog y hago lo que quiero. Jeje.
Con ustedes, las medias de Luigi.

Por si las dudas...

Pase lo que pase, hoy puedo llegar a morirme. Por eso, opté por elegir bien cuáles serían mis últimas palabras a gragear, como un legado de mi paso por este mundo. Luego de días de pensar y pensar, llegué a una decisión: ¡¡Peñarol, Peñarol!!

Acá hay algo raro

Es la tercera vez consecutiva que me pasa... Ya es casi un misterio... Me pongo estos championes para ir a trabajar, y cuando termina la jornada laboral, me bajo del ómnibus y empiezo a caminar para casa, se me desatan los cordones. Siempre de uno solo, siempre a la misma hora, pero no siempre del mismo. Cosa de Mandinga...

Preguntas que a veces me hago

¿Existe la jalea real falsa?

Al menos, así lo veo yo

Con todo esto que pasó entre Forlán y Zaira, ¿nadie se dio cuenta del grado de homofobia que hay en la vuelta? O sea... Que digan que el tipo es homosexual, no es ningún ataque. 2011, señores. 2011.

Divertite sola entonces

Un nuevo día de mierda de trabajo se terminaba. Me puse los auriculares del iPod, busqué Radiohead y puse play. Yo soy así. Si tengo un día no del todo bueno, busco consuelo en Radiohead. No pregunten.
A la cuadra veo que se aproxima un 468. Mientras canto con el amigo Thom Yorke, estiro la mano. Cuando veo que está más cerca y que en el pasillo no entraba nadie que no fuera contorsionista, replegué la mano y seguí golpeándome la pierna al ritmo de Paranoid android. Y lo que son las cosas del destino... No haberme tomado ese bondi fue de las mejores decisiones que tuve en mi vida. Sin querer, pero decisión al fin.
A los 5 minutitos viene un nuevo 468, esta vez, vacío. O sea... No vacío... Estaban el chofer y el guarda. "Qué raro", pensé. Recuerdo también haber pensado "está mal que el boleto que iba a pagar en el otro 468 salga lo mismo que en éste". Y si mal no recuerdo, pensé "qué boludo... me olvidé del cargador del celular en la agencia". Y entre tantos pensamientos, casi sin darme cuenta ya había pagado y estaba sentado en uno de los asientos del medio del ómnibus. Tranqui, mirando por la ventana la mayor parte del tiempo, y cada tanto, pispeando la puerta de adelante. No sé por qué, pero tenía la sensación de que alguien muy especial se subiría. Y no era necesariamente alguien tocando una quena.
Una parada y nada. Otra y tampoco. Seguía viajando solo en el ómnibus. Mis ilusiones se iban desvaneciendo. Por un tema de cábala, en la siguiente parada decidí no mirar. ¿¡¿Para qué?!? Me perdí su entrada, que luego en la reconstrucción de los hechos, imaginé como mágica y llena de luz. ¡Por Dios! ¡Era ella! ¡La mujer de mi vida! ¡Y había entrado en mi vida y yo no la vi entrar! ¡Literalmente! La descubrí cuando estaba de perfil, pagando el boleto. Ya era tarde para pararme y ofrecer pagárselo yo. Lejos de lamentarme, debía planear mis próximas acciones. Lo primero que decidí fue mirarla de arriba a abajo. Sí. No de una forma babosa, pero quería deleitar a mi vista con tanta perfección. Porque no exagero si hablo de perfección. La recuerdo como si fuera hoy. Bueno... De hecho, fue hoy...
Ella llevaba su pelo negro y largo atado, unas caravanas mínimas y levemente pintados los labios. Estaba vestida bastante informal. Una camperita beige abierta y un pantalón negro, de esos que parecen jeans pero no son. Abajo, unas botitas también negras. Perfecta, insisto.
"¿Dónde te vas a sentar?", pensé. Luego, me pregunté "¿dónde sería mejor que se siente?", porque no estaba seguro de que si se sentaba al lado mío podría sentirme cómodo para encararla. De nuevo, mientras pensaba estas cosas, la vida siguió su curso. ¿Y ella qué decidió finalmente? ¡Quedarse parada! ¡Y casi al lado mío! ¡Por Dios! Nunca me había sentido tan chiquito... O sea... Yo miraba hacia mi derecha disimuladamente y la veía a ella en todo su esplendor. Me lo estaba haciendo de gusto. O sea... Ella sabía que me había enamorado locamente. Obvio que lo sabía. No había cómo no darse cuenta. Y esperaba que yo hiciera algo para demostrarle mi amor. Casi que se quedó parada frente a mí esperándome. Y yo, torpe, sin saber qué hacer. Estaba seguro que sería decisivo mi primer movimiento.
Mi mente me estaba jugando malas pasadas. Por ejemplo, no me dejaba mirarla directamente. ¿Entonces qué hice? La empecé a observar por el reflejo de la ventana. "¡Qué divina que es!", confirmé. "Hacé algo ya, boludo", me alenté. Y cuando estaba por decirle un pobre "hola", por suerte noté algo que me hizo cambiar los planes. Había algo en su remera que me parecía raro.
Porque no recuerdo si lo comenté, pero debajo de la campera abierta que llevaba, tenía una remerita negra con algunos diseños raros y unas letras llamativas. Ahora que la tenía cerca, noté que no eran letras tiradas al azar. Con cuidado de que no pareciera que le estaba mirando las tetas (cosa que también estaba haciendo), me puse a descifrar qué decía. Para mi sorpresa y agradecido al destino que me hizo tomar este 468, descubro que la leyenda en su remera decía "Kiss me softly". ¡Sí! "Kiss me softly". Si las clases de inglés de Mirna en mi juventud habían servido para algo, era el momento de confirmarlo.
"¿Acaso ella sabía que se encontraría conmigo hoy?" "¿Por eso se puso esa remera con esa campera abierta, cosa de cerrársela frente a los demás hombres que la pretendieran?" "¿Por eso se habrá parado frente a mí, dejando el mensaje al descubierto?" "¿Por qué no me dejo de joder y hago lo que tengo que hacer?".
Para completar la escena de película que se venía, las canciones de Radiohead de mi iPod habían dejado su lugar al siguiente artista: Sergio Dalma. ¡Sí! ¡Sergio Dalma! Q-R-S... ¡Era el siguiente artista en mi lista de canciones! Todo estaba fluyendo de una forma que ni en el mejor de mis sueños había pasado.
Muevo mi cuerpo lentamente hacia el asiento del pasillo y quedo casi debajo de ella. Me paro y oh, casualidad, quedo casi envuelto en su brazo izquierdo. Sin pronunciar palabra alguna, cierro mis ojos y haciendo trompita, acerco mi boca a la de ella. El tiempo pasaba en cámara lenta. Estaba por besar a la mujer de mi vida, y ella estaba dispuesta a besarme.
Iba a ser un momento sobrenatural. Pero no lo fue. Cuando ya sentía su respiración, recibo un fuerte golpe en mi pómulo izquierdo. ¡Mierda! Antes de abrir los ojos y confirmar que todo se había ido a la mierda, quise imaginarme que se trataba de una frenada de imprevisto que tuvo que hacer el chofer para no atropellar a una pequeña anciana que cruzaba la calle sin mirar. El resto de mi cuerpo no había dado señales de tal cosa, pero quise pensar que el golpe en el rostro venía de un barrote contra el que me había dado.
Pero no. Abrí los ojos y ella seguía frente a mí, ahora, con cara de enojada. Sin que yo pudiera hablarle, ella empezó a insultarme y decirme una sarta de cosas. Yo no la podía escuchar, porque el "Bailar pegados es bailar" seguía sonando por mis auriculares a gran volumen.
Pero en determinado momento, su indignación elevó el volumen de su voz a tal nivel que pude escuchar perfectamente: "¿Qué te pasa, pelotudo? ¡Me quiero matar! ¡Qué enfermo que sos! ¡¡¡Me ibas a dar un beso!!! ¿Vos tenés problemas? Parecías normal... ¡Qué tipo estúpido! ¿¡¿Cómo me vas a dar un beso?!?".
Yo, sabiendo que tenía toda la razón del mundo, le contesté: "Pará, pará. Tranquila... Mirá tu remera...".
Ella apenas bajó la mirada y retrucó: "¿Qué pasa con mi remera, estúpido?".
Pensando que podía aclarar todo, le comenté: "Como dice "Kiss me softly", pensé que era un mensaje para mí y decidí hacerle caso".
Ella no parecía entender nada: "¿"Kiss me" qué? ¿¡¿De qué hablás?!? ¿Un mensaje para vos? ¡¡Yo qué sé qué carajo dice la remera!! ¡¡Me la compré porque me gustaron los colores y las letras!! Además, ¿¡¿un mensaje para vos?!? ¿¡¿En serio pensaste que era un mensaje para vos?!? Estás mal en serio. La única remera que me podría poner para vos es una que diga "degenerado asqueroso". Con letras bien grandes y tu foto, para que todos sepan lo que sos. Por Dios... Yo no puedo creer que me esté pasando esto".
Desahuciado, no podía volver a mi asiento sin decirle nada, entonces arranqué: "¡Pero qué pedazo de puta que sos! No un pedazo... ¡Sos una puta completa! Por mujeres como vos es que la sociedad está como está. ¡La sociedad y la familia como institución! Claro... La señorita... Perdón... La señora puta no se fija en lo que se pone y anda por ahí como si nada. ¿Y los caballeros qué hacemos? ¿Vamos por ahí, tratando de satisfacer a las damas en lo que podamos, para cruzanos con putas así? Nunca había visto una puta tan puta. Te lo juro. Y eso que he visto putas. Sos como un SUN: servís para calentar pero te gusta dejar pegada a la gente. Dejar pegada y pegar. Porque sos puta y golpeadora. ¡Qué lo parió! Salí, correte. Me quiero bajar acá... ¡Me quiero bajar! ¡Me quiero bajar! ¡Correte, puta! ¡Chofer! ¡Guarda! ¡Acá hay una puta! ¡Abran la puerta que me quiero bajar!".
Yo no sé si le habré llegado al corazón, pero algo signifiqué en su vida. Ya desde la vereda, la vi alejarse en el 468 cerrándose la campera.

La hormiga equilibrista

El otro día la descubrí y no pude resistirme a registrar tal espectáculo. Con ustedes, la hormiga equilibrista. ¡Y sin red!

Algo nuevo sobre mí

Yo me sentí re especial y afortunado cuando gané una entrada para TEDx en un sorteo en el que había participado. Pero ahora resulta que el 83% de la gente que conozco, también ganó. ¡Así no se puede ser feliz, che!

Divertite sola entonces

-Hablando en serio, se pasaron tus viejos con esta fiesta.
-¡Salado!
-Vos sabés que yo a vos no te oculto nada... Pensé que iba a ser un embole...
-¡Qué sorete! ¿Por?
-Y... Yo qué sé... Aniversario de casados...
-Bo... ¡30 años de casados! ¡Tenían que hacer una fiesta grande!
-¿Grande? ¡Enorme! Posta que se mandaron terrible festejo. Muchas gracias una vez más por invitarme...
-Boludo... No jodás más... ¿Por qué no te iba a invitar? Vení, vení que te presento a mi hermana.
-¿La que está viviendo en Australia? ¿Se vino?
-¡Obvio!
-Y dale. ¿Cuál es? ¿Aquella que está allá? Es igualita a vos, pero en mujer...
-¿Aquella? Nada que ver. No. Es la morocha de acá. Vení.
-¿Esta morocha es la famosa Laurita? Qué bien le hizo Australia, che...
-¡Noooo! ¡Ni se te ocurra!
-Jaja... No seas boludo... Mirá si voy a hacer algo... Presentámela que me porto bien.
-¡Ni en pedo!

(minutos después)

-Hola... Así que vos sos Laurita, ¿no?
-Sí... Prefiero Laura, pero sí, soy yo. ¿Y vos sos...? ¿Cómo sabés mi nombre?
-Yo soy amigo de tu hermano.
-Ah, mirá. ¿A dónde anda, que hace un rato que no lo veo?

(minutos después)

-En serio te digo. No jodas con mi hermana.
-¿De qué hablás?
-¡A mí no! Te vi que estuviste hablando recién.
-Nada que ver... Mirá... Andá que te llama tu tío... Creo que quiere que saques a bailar a tu vieja...

(minutos después)

-Así que vivís en Australia... ¿Está lleno de canguros, no? ¡A mí me encantan los canguros! Tengo como 5 o 6, pero el que más me gusta es uno que no tiene capucha. ¿Es canguro igual aunque no tenga capucha? No sé... Cuando llegue a casa me fijo en wikipedia. ¿Querés acompañarme ahora mismo y nos sacamos la duda?

(minutos y whiscolas después)

-Pero andá, ¡puta! ¿Quién te pensás que sos? Sos terrible puta. ¡Eso sos! Una puta. ¡Puta como tu madre! ¿30 años de casados? ¡30 años de guampas! Y tu hermano también es terrible puto. Buen tipo, pero se la come. Ojo. Yo no tengo problemas... Está todo bien con él. Y si vos también te la comés, está todo bien. ¡Mentira! ¡No está nada bien con vos! Te la tirás de fifí y sos tremenda puta. Por eso te escapaste a Australia. Sos como la Marengo esa que hace el koala. A todos los australianos les debés de haber hecho el koala ya. ¡Y a mí no! A mí, que soy como tu hermano. Porque yo soy el mejor amigo de tu hermano, pero con la ventaja de que no soy tu hermano. ¡Puta! Andá... Ya te voy a agarrar para el festejo de los 35...

Grageas recomienda


Gemérides

17.6.10
Para eso me invitan
Descubrí mi misión en las fiestas: ser el que inicia los trencitos. Y no te digo cuando empieza a sonar "Violeta". No no. Ahí cualquiera arranca. Yo te lo armo con un tema que a priori nada que ver. Además, soy el que va sumando a la gente tímida que lo ve pasar y no se anima a meterse. ¡¡Un éssito!!

Gemérides

¡¡Llegaron las gemérides!! ¿Se entiende? Son comos las efemérides, pero como son de las grageas, son gemérides. ¿Me explico? Cambio "efe" por "ge". ¡Es tremendo! Bueno... En fin. La idea es gragear algunas grageas antiguas que cumplen años. No sé muy bien por qué, pero tá... Me puse nostálgico...

17.6.09
Cosas que nunca me pasaron y que hay pocas chances de que me pasen
Despertarme un día y descubrir que sé hablar en ruso.

Este chiste por escrito no tiene gracia

-Che... ¿Qué onda con el negocio de las cooperativas? ¿Anda?

Verdad incómoda

Me parece excelente el juego de Susana Giménez "Salven el millón". La dinámica de que los jugadores arranquen con 1 millón y lo vayan perdiendo... El hecho de que lo apostado "desaparezca" frente a los ojos de los participantes... La conducción de Susana... Los Susanos que acomodan la plata... Bueno... No todo me parece excelente, pero en líneas generales sí.

Algo nuevo sobre mí

Tengo una debilidad por las canciones pop versionadas acústicamente por artistas "prestigiosos".

Peñarol Peñarol

-¡¡¡¡¡Jugamos la final de la Libertadores!!!!!
-¿En serio? ¿Vos, Luis Gioia, la jugás? Digo... Porque como decís "jugamos"...
-¡Andá a la puta que te parió, Víctor!

Preguntas que a veces me hago

¿Existe la posibilidad de que los choferes de los bondis sean tan malas personas que frenan bruscamente de gusto solamente para agarrar desprevenidos a los que vamos parados en el pasillo sin estar fuertemente sujetados? Y de paso, otra pregunta... ¿Existe la posibilidad de que a la pregunta que acabo de hacer le falta una coma al menos?

¿Grageo esto? Mmmmm... ¡Sí!

La propaganda de la marca de polvo chocolatado que generalmente consumía, anunciaba ahora que era imbatible. Yo decidí entonces dejar de comprarlo. O sea... ¿Para qué lo quiero si no lo puedo batir?

Charla conmigo

-Che... ¿Vos hacés promociones, no?
-Sí. A veces. Es parte de mi laburo.
-¿Y hacés sorteos?
-Sí, ¿por?
-Porque el otro día estaba pensando que en los sorteos la suerte es un factor crucial.
-Y sí... ¿A dónde querés llegar?
-¡Que para mí los sorteos deberían llamarse suerteos!

Cuidado con Víctor, el literal

-Che... ¿Tenés un segundito?
-Obvio, Víctor. Te noto preocupado. ¿Qué te pasa?
-Nada... Hace días que vengo pensado en esto... Pero tampoco te creas que es algo grave. Simplemente me gustaría charlarlo, porque viste que con vos nunca tuve un sí o un no...
-Sí...
-¡Mierda! ¡La puta madre! Ahí tuvimos el primero... ¡Mierda, mierda!

Espacio publicitario contratado por el propio Sr. Grageas para publicitar lo que hace

Divertite sola entonces

Hacía meses que no salía a bolichear. Sí iba a tomar algo por ahí, pero ir a un lugar donde hubiera música y eso, no. Entonces, me resultó muy tentadora la invitación de un amigo para salir el viernes. Algo así como una vuelta a las canchas.
Todo iba viento en popa. La música estaba bien, las mujeres aún mejor y el Jack Daniel´s estaba en precio. Una noche redonda. Hasta que la vi a ella. ¡Mierda! Rápidamente recordé que por ese tipo de cosas había abandonado la costumbre de bolichear.
¡Qué cosa más linda, por Dios! Pocas veces me fijo en eso, pero tenía el pelo espectacular. Y cómo estaba vestida... Ay, ay, ay. Tá... Ponele que capaz que cuando se la fuera a presentar a mi madre le pido que use algo más recatado. Pero faltaba un tiempo para eso. Tiempo y alcohol. "Mozo: otro Jack Daniel´s para mí".
Debía actuar con celeridad. En cualquier momento, empezaría el desfile de hombres que como yo quisieran compartir el resto de sus vidas con ella. Yo sé que no soy menos que nadie, pero tampoco más. Serían cruciales mis primeras palabras, pero no podía pensarlas demasiado. Así que decidí delinear mi encare en los 16 pasos que debía dar. Capaz que eran 15, lo cual reducía mis chances de éxito. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13... ¡Mierda! ¡Eran 15 nomás! Uia... Ya estaba allí, parado frente a ella. ¡Y no pensé qué decirle!
No parecía haber ningún competidor en la vuelta, pero ella ya había depositado su mirada en mí. No sé si en mí como el hombre de su vida... Más bien, como un boludo que estaba parado frente a ella.
-Hola, ¿cómo estás? Tenés pinta de ser de Sagitario, así que seguramente estés bien.
-¿Perdón?
-Claro. Los de Sagitario son gente que la mayor parte del tiempo está contenta.
-No jodas, nene.
-Bueno, che... No te pongas así. Yo sé que lo del signo es un embole, pero fue lo único que se me ocurrió... Perdoname. ¿Te llamás Silvia?
-No.
-¿Claudia?
-Tampoco.
-¿Verónica?
-¿Sabés qué? Me llamo como vos quieras.
-Te entiendo, te entiendo. A mí tampoco me gusta el nombre que me pusieron mis padres... Es eso, ¿no?
-Sí, ponele...
-Es un embole.
-Bueno... ¿Querés algo?
-Tantas cosas... Y todas te incluyen...
-A ver... Contame...
-¡Uy! Son tantas... Lo primero que se me ocurre es una pradera, nosotros de la mano, nuestros pequeñitos por ahí...
-¿Sos boludo? 
-¡Epa! Me equivoqué. No sos de Sagitario al parecer... ¿Tauro?
-Ah, bueno... Sos un pelotudo con todas las letras. Hasta con la "z".
-¿La "z"? Jeje. Pelotudo no lleva "z".
-Pero pelotudazo sí.
-¿Va con "z"? Yo nunca escribí pelotudazo, pero capaz que la escribía con "s"... Gracias por el dato. Me voy a acordar de vos cuando la escriba. Bah... En verdad, me voy a acordar de vos toda mi vida porque sos toda una preciosura.
-Tá, nene. Me cansaste. ¿Qué querés? ¿Me vas a invitar un trago o qué?
-¿Un trago? ¡Obvio! Mmmmm. ¡Mierda! Vos sabés que recién me gasté mi última consumición... Y la plata que me queda es para el taxi, porque como estoy tomando, no manejo. Bueno... En verdad no manejo porque no tengo auto...
-¿¡¿No tenés plata ni auto?!? Dejame en paz, bobo.
-Pero andá, ¡puta! Más que puta: putasa. O putaza, cómo carajo se escriba. Como todavía tengo la duda, te la dejo en puta simplemente. ¡¡Puta!!
-¡¡¡Bien!!! ¡Por fin el señorito acertó una de todas las estupideces que viene diciendo desde hace media hora! ¡Al fin te diste cuenta! ¡Felicitaciones! Y ahora salí que me ahuyentás a la clientela.

Cuidado con Víctor, el literal

-Pah... No sabés qué embole el domingo pasado...
-¿Qué te pasó?
-Estábamos en casa con la Silvia y dijimos "vamos al cine".
-¿Y? Está bueno ir al cine.
-Sí, está bárbaro. ¡¡Pero no ir un domingo a las 22!! Aquello era una locura. Llenitito de gente. Y para todas las películas que estaban en cartel.
-Y claro... Solamente a ustedes se les ocurre ir un domingo de noche al cine...
-¿Sos boludo? ¿No escuchás lo que te digo? Solamente a nosotros no... ¡si estaba lleno! Obviamente que a centenares de personas más se les ocurrió lo mismo.

Preguntas que a veces me hago

¿Puede ser que mi celular gaste batería haciendo parpadear una lucecita para avisarme que justamente se está quedando sin batería?

1001 películas que vi antes de morir


0011 - The hangover - Part II
¡¡Tremenda!! ¿Más divertida que la primera? Y... Yo qué sé... Me suena que no, pero igualmente está increíble. Un cague de risa. Y confirmado: Zach Galifianakis la rompe.

Las no noticias del espectáculo

Con el programa de Verónica Dandrea me pasa lo mismo que con los viajes de Julio Alonso o la TV española los domingos a la tarde: me da la sensación que tiene al menos 10 años de antigüedad.

Charla conmigo

-¡¡Vamo´ Peñarol, carajo!! ¡¡Jaja!!
-¡¡La puta madre!! ¡¡Vamo´ arriba, carajo!!
-¡¡Peñarol, Peñarol!!
-¡¡Estamos en la final de la Libertadores!! ¿¡¿Entendés?!?
-¡¡Sí, boludo!! ¡¡Estamos en la final de la Libertadores!! ¡¡Peñarol pa´ todo el mundo!!
-¡¡Peñarol, Peñarol!!
-¿Viste los que tiraron cohetes cuando Vélez hizo el segundo? Jeje...
-Olvidate... ¡¡Peñarol, Peñarol!!
-¡¡Eso!! ¡¡Peñarol, carajo!! ¡¡La puta madre!! ¡¡Estamos en la final de la Libertadores!! ¡¡Vamo´ arriba nosotros!!
-¡¡Metete los cohetes en el orto!!
-¡¡Che!! ¿¡¿No era que nos teníamos que olvidar de ellos?!?
-¡¡Es verdad!! ¡¡Peñarol, Peñarol!!
-Yo no puedo creer esto... ¡¡Peñarol, carajo!! Jajajaja.
-¡¡Peñarol, Peñarol!!
-¡¡Peñarol, Peñarol!!

¡¡¡Peñarol nomá!!!

Cosas que nunca le pasaron a Seba y que hay pocas chances de que le pasen (grageador invitado)

Gritarle de atrás a una chica con buen popote: “Mamita... con esa cola vení a cagar a casa” y que ella contenta y efusivamente se dé vuelta y me responda: “Uhhh, dale. Me viene bárbaro porque tengo rota la cisterna de casa".

Preguntas que a veces me hago

¿Yo estoy equivocado o Figueredo está en "interiores"? Informativos: si nos van a mentir, que no sea tan evidente.

Placeres mínimos

Usar la webcam como espejo.

La canción de mierda que se me pegó hoy

Hay un lugar: Bar Imperio. Me dejo llevar, mis amigos también. Qué bueno es estar y hablar un poco al pedo...

1001 películas que vi antes de morir


0010 - Megan is missing
¡Qué película de mierda! Me chupa un huevo que esté basada en hechos reales. Ojo... Con esto no quiero decir que me chupe un huevo la temática de la película o los casos en los que se basó. No no. ¡Pero la película es una mierda!