Vamos que la vida es una fiesta

Experimento una felicidad inexplicable cada vez que estreno una esponja para lavar los platos. Y eso que me gustan las mujeres.

2 comentarios :

Rosita dijo...

me re pasa. pero soy mujer. safo.

Luigi Gioia dijo...

te envidio. jeje!