Cebras, nácar y rubí

Volviendo a Montevideo, veo que la matrícula del auto de adelante es NAK y una serie de números que no viene al caso. En mi cabeza empezó a sonar "Amor nacarado" de Claudio Taddei y se la empecé a cantar a Pau. Ella no la conocía, pero yo seguí cantando muy copado. Al llegar a casa, puse la canción en cuestión y otro disco que tengo de él, y seguí imitándolo con un grado de cope en ascenso. Ella se colgó con un libro y cada tanto me mira sin entenderme mucho. Pero yo estoy contento, nena.

3 comentarios :

Romina dijo...

Grande, Claudio !!

Cinty dijo...

Pobre Pau...

Luigi Gioia dijo...

romina: enorme! hacía mucho tiempo que no lo escuchaba, y estuvo muy bueno!

cinty: pero me sale perfecta la imitación! jeje.