Si yo ya puse plata

La mayoría de la veces uno adopta conductas sin analizarlas demasiado. Al menos a mí me pasa que o me da fiaca o me parece que como alguien ya se tomó el trabajo de pensar si eran correctas o no, es una falta de respeto cuestionar ese estudio. Pero suelo ser incoherente e irrespetuoso.
Ayer me colgué a desmenuzar la costumbre de mi familia de "que uno corte porciones y otro elija". En contraposición a "el que parte y reparte se queda con la mejor parte", creo que es tremenda solución, pacífica y ecuánime como pocas. En serio... El bien que le ha hecho al protocolo no tiene parangón.

2 comentarios :

f dijo...

es la mejor solución.
yo hago cortar a mi hija y elijo yo!

Luigi Gioia dijo...

eso también es importante: no ser el que corta!