Cuidado con Víctor, el literal

-¡Qué bien anda ese delantero! Tiene el arco entre ceja y ceja. 
-Pobre...
-¿?
-¿El arco entre ceja y ceja? ¡Debe ser re incómodo!
-Eh...
-Aparte, al ser delantero, tendría que hacer goles. Y te quiero ver a vos tratando de pegarle a la pelota para que salga hacia tu frente...
-Por Dios... Igual, siguiendo lo que decís, cada vez que cabecea es gol.
-Uh, claro. ¡Qué bien anda ese delantero!

No hay comentarios. :