Bien yo

Una vez estuve en una conferencia de Maitena en la que contaba que cuando se le ocurría lo que a ella le parecía una buena idea para un tira, no trabajaba más por ese día. La plasmaba y hasta mañana. Habló de cuánto respetaba a las buenas ideas y cuánto laburo costaban. Si bien esa charla me quedó picando en la cabeza hasta hoy, muy pocas veces me afilio a esa postura, porque soy más de interpretar eso como una cosa de "vamos que hoy me salen todas". Pero ahora, recién, se me hizo latente el recuerdo de esa charla. Acabo de terminar de darle un cierre a un capítulo del libro que estoy escribiendo, que a decir verdad, me tenía a mal traer porque no le encontraba la vuelta. Y quedé copado. Posta. Y está divina la noche para seguir dándole. Estoy en el balcón de casa con un Jack Daniel´s servido. Pero ya fue por hoy. Respetaré y celebraré haber encontrado ese final. Así que a ver, Netflix, contame qué tenés para mí.

2 comentarios :

Manguifera dijo...

Opitis! ¿Un libro? A estar atenta :)

Luigi Gioia dijo...

sí!!! viva, viva!!!